Partes de un audífono para sordos y su funcionamiento

¿Sabías que muchas personas sordas no conocen las partes de un audífono?

Esto es bastante normal debido a que no han podido desarrollar su lenguaje, lectura y escritura, no teniendo el acceso a información que puede ser de vital importancia para ellos.

Hoy por hoy los aparatos auditivos son asombrosamente pequeños debido a la miniaturización de sus componentes gracias a los avances tecnológicos.

Aún así, tanto los audífonos analógicos (los antiguos) como los digitales siguen teniendo varias piezas en común, aunque estos últimos son más avanzados y más pequeños.

Ahora veremos las partes más comunes en estos dispositivos y como funcionan:

Vista general de las partes de un audífono para sordos

Externamente, los audífonos digitales se caracterizan por tener algunos de los elementos que podemos apreciar en la siguiente imagen:

Partes de un audífono para sordos

Sin embargo, en su interior es posible que las diferencias sean drásticas. Ahí se encuentran el procesador, los circuitos y en ocasiones otras partes del audífono que han nacido de la mano de los avances tecnológicos.

Veamos una pequeña descripción de las piezas más conocidas de estos dispositivos:

1. Pila o batería

Como muchos otros dispositivos digitales el audífono solo funciona si dispone de una pila o batería en buen estado que le transmita la energía eléctrica, permitiendo activar los distintos componentes que lo forman.

Al igual que las baterías normales, existen distintos tamaños y capacidades en las pilas para aparatos auditivos, siendo las más comunes los modelos 10, 13, 312 y 675, las cuales se pueden reconocer por el color: amarillo, naranjo, café y celeste, respectivamente.

Pilas para audífonos para sordos modelos 10 13 312 675

Estas pilas habitualmente son de zinc y se deben almacenar a temperatura ambiente con el objetivo de alargar su vida útil. Además, como medida de seguridad poseen una lengueta de seguridad que les permite mantener la energía hasta el momento de su uso.

Al momento de adquirir un audífono es importante acompañarlo de una batería de buena calidad y capacidad, y en lo posible adquirir una o varias unidades adicionales para tener siempre a mano en caso de emergencias.

Podemos encontrar fácilmente este tipo de pilas en tiendas como Amazon o Ebay, un ejemplo es el siguiente:

Interruptor de Encendido / Apagado

Si bien puede ser un poco tonto explicar lo que hace este componente, en muchos casos (créanlo o no) es una razón por la cual algunos usuarios piensan que sus audífonos no funcionan correctamente.

Es importante tener clara su ubicación y la posición del switch, según se desee tenerlo encendido o apagado. También se recomienda utilizar la función de apagado durante la noche para extender la vida útil del dispositivo.

Control de volumen

Como su nombre lo indica, permite ajustar manualmente la intensidad del sonido en el audífono.

Este componente puede ser básico, pero en realidad no está disponible en todos los modelos de aparatos auditivos, ya sea porque no es una funcionalidad que haya sido implementada o bien, no sea necesaria en caso de poder controlar el volumen externamente gracias a una aplicación.

Micrófono

Todo audífono posee un micrófono, el cual se encarga de captar los sonidos que posteriormente son enviados al micro procesador.

Si bien la mayoría de los aparatos auditivos poseen micrófonos que capturan el sonido sin discriminación, actualmente los micrófonos direccionales llegaron para posicionarse de tal forma que dan preferencia a los sonidos de habla y conversación, minimizando la entrada de ruidos de fondo.

Gracias a estos nuevos micrófonos los audífonos son adaptables a diferentes situaciones y permiten que el aparato sea realmente útil en el contexto que se utilicen.

Como medida de seguridad la mayoría de los fabricantes recomiendan limpiar sus audífonos con un paño suave y seco antes de guardarlos durante la noche. Esto ayuda a mantener la pantalla del micrófono limpia, libre de escombros y funcionando correctamente.

Microchip o procesador

La más importante de las partes de un audífono. Su función es recibir la información del micrófono y procesarla, ya sea amplificando los sonidos y realizando algún tipo de ajuste y filtración para obtener sólo los ruidos o voces más importantes.

Microchip o procesador de un audífono para sordos

Esta pieza es la que recibe la mayor parte de los avances tecnológicos en el audífono, ya que es fundamental para implementar los cambios y programas que necesitan los distintos usuarios.

Algunos microchips, al igual que sucede con los procesadores de computador, pueden ser utilizados en distintos modelos de audífonos digitales, no siendo exclusivos de una marca o modelo en particular.

Actualmente cada vez más modelos de aparatos auditivos incluyen circuitos que se pueden configurar para realizar procedimientos que no estaban al alcance de los audífonos analógicos.

Agarre para la oreja

Este gancho, que a veces se le llama “codo”, cumple una doble función: conecta el micrófono con el molde auricular y también sirve para afirmar el oído en la zona superior de la oreja del usuario.

Es muy recomendable prolongar la vida útil de este tubo limpiándolo con un paño suave ya que la transpiración, aceites corporales y otros elementos del ambiente descomponen el plástico.

Al momento de comprar un audífono hay que asegurarse de que este soporte se adapte cómodamente a nuestra oreja, avisando al audiólogo o profesional si se siente alguna molestia.

Molde auricular

Estos moldes de plástico o acrílico se deben ajustar perfectamente a su canal auditivo, proporcionando una especie de “sello acústico” para el sonido que proviene del micrófono del audífono.

De esta forma , la información procesada en el circuito eléctronico se envía al tímpano para posteriormente viajar al cerebro humano y así lograr su interpretación.

Este es el componente que habitualmente causa mayor incomodidad en los usuarios de aparatos auditivos, razón por la cual se debe indicar al especialista cualquier molestia o desajuste al momento de colocárselo.

Asimismo, se recomienda seguir fielmente los consejos de limpieza que le sean indicados, ya que esta parte del audífono es la que más expuesta queda a la suciedad del oído.

Conclusión

Conocer lo básico de las partes de un audífono para sordos nos puede ser de mucha utilidad al momento de adquirir uno para nosotros o para nuestros familiares.

Una de las razones que fundamentan esta afirmación está en el costo de mantenimiento: por ejemplo, si sabemos el valor y duración de las pilas, podemos hacernos una idea del precio que tendremos que desembolsar al momento de adquirir un repuesto.

Asimismo, es posible que, conociendo el modelo y marca del microchip podamos encontrar alternativas baratas a los audífonos de marcas caras y reconocidas.

 

Fuentes consultadas:

8 Comentarios

    • Esteban 07/09/2017
    • Esteban 08/09/2017
    • Esteban 23/09/2017
  1. Arnaldo 03/01/2018
    • Esteban 03/01/2018

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.