Audífonos Digitales

El sistema auditivo humano: definición, partes y funciones

El sistema auditivo es el componente físico que nos dota de la capacidad de oír, además de encontrarse presente en diversos procesos del día a día humano.

Sus partes y funcionamiento son una materia de estudio muy interesante y, a la vez, delicada.

En la actualidad se tienen identificados la mayoría de sus componentes y gracias a ello se han creado diversas soluciones, fundamentales para cuando este órgano encuentra en problemas, como en el caso de la hipoacusia o sordera.

Definición de sistema auditivo

Para definir de forma general el concepto de aparato auditivo nos podemos remitir a la descripción del artículo oficial de Wikipedia:

El sistema auditivo es el órgano encargado de transformar las variaciones de presión originadas por la propagación de las ondas sonoras en el aire en impulsos eléctricos, información que los nervios acústicos transmiten a nuestro cerebro para la asignación de significados.

Una definición complicada, sin dudas, que “traducida” a un lenguaje más común y corriente podría ser interpretada de la siguiente forma:

El aparato auditivo es el órgano que se encarga de captar vibraciones, las cuales convierte en impulsos eléctricos, para posteriormente enviarlos a las fibras nerviosas del cerebro. Ya ahí, estos impulsos son interpretados por nosotros como lo que conocemos por “sonidos”.

Partes y funciones del aparato auditivo

Este órgano tiene muchos pequeños componentes, que a su vez están agrupados en dos secciones muy bien definidas por los expertos: el sistema auditivo periférico y el sistema auditivo central.

Ambas trabajan codo a codo en el acto de “escuchar”, pero se diferencian entre sí por las funciones que cumplen en el proceso. Veamos de que se trata:

Sistema auditivo periférico

Es la zona encargada de captar todas las vibraciones que se reciben, para posteriormente transformarlas en impulsos eléctricos, los cuales son enviados a nuestro cerebro utilizando como vía los nervios auditivos.

Esta sección está conformada, por lo que comúnmente conocemos como oído, el cual está dividido a su vez en tres importantes zonas:

Oído

Descripción

Externo

Corresponde a la parte de nuestro cuerpo que coloquialmente llamamos “orejas”. También incluye el conducto auditivo y la membrana timpánica, que es la encargada de la recepción en primera instancia de las vibraciones.

Medio

En su interior se encuentran tres pequeños huesos: el martillo, el yunque y el estribo, los cuales funcionan como amplificadores de las vibraciones que hemos recibido en el oído externo.

Interno

Se ubica la cóclea, también llamada caracol, cuya tarea es muy importante: transformar las vibraciones recibidas en las secciones anteriores a impulsos eléctricos, para que finalmente entren al cerebro para su interpretación como sonidos.

Sistema Auditivo Central


Conocemos con éste nombre a la zona que recibe los impulsos eléctricos que son enviados por el Sistema auditivo periférico, el cual es el encargado de transportar dicha información y también de procesarla para su correcta identificación.

Esta sección a su vez está conformada por:

A modo de comparación, podríamos decir que las zonas anteriormente descritas realizan el trabajo de “diccionario” comparando la información que reciben con la que tienen almacenada en sus registros para lograr descrifrarlo y asociarlo a un concepto ya definido.

Los dos pasos del proceso auditivo

Sumando todo lo aprendido anteriormente, podemos acotar que la función auditiva es un sistema muy delicado y complejo que implica dos tipos de procesos para que podamos oir de manera exitosa:

  1. Proceso fisiológico: acá se captan todas las vibraciones y se envían al cerebro para que éste las interprete. En este proceso actúa el Sistema auditivo periférico.
  2. Proceso psicológico: se reciben los estimulos, se procesan y se interpretan según el significado almacenado que se tenga de ellos. Lo realiza el Sistema auditivo central.

En el siguiente vídeo podremos apreciar gráficamente el proceso de audición humana:

Como material adicional a este artículo recomendamos complementar lo aprendido con el siguiente material audiovisual:

Salir de la versión móvil